La idea de semillas traídas del espacio nos resulta una posibilidad lejana, un sueño que estamos seguros, la NASA nos cumplirá en un par de años, pero… lo que no sabemos es que la NASA ya inició esta travesía, al igual que Rusia… aunque, lo que resulta aún más increíble, es que China lo viene realizando desde 1987. Sí, hace 30 años los chinos empezaron a mandar semillas al espacio y ni enterados estábamos. Por eso, voy a quedarme con estos últimos en esta entrada.

La iniciativa china surgió con el fin de investigar los efectos de la ausencia de gravedad y los rayos cósmicos en la estructura genética de las semillas (en otras palabras, producir mutaciones y por ende, nuevas variedades). El proyecto se inició en 1987 con el envío de semillas de maíz, a las que le siguieron más de 400 variedades de plantas de interés agronómico; a las que deben sumarse otras especies de plantas y hongos (y según dicen, también esperma de cerdo).

La clave de este proceso, esta en tener la tecnología necesaria para recuperar satélites (que China posea al igual que otros dos países). Esta tecnología le permite recuperar las semillas y sembrarlas en la Tierra, aunque para 2020 tienen pensado inaugurar una estación experimental en el espacio, lo que facilitaría aún más sus investigaciones.

Según indican los portales chinos, la tasa de mutaciones alcanzaría un 12%, muy por encima de lo que se ha logrado en la Tierra. Mediante la modificación de semillas convencionales en el espacio, los chinos obtuvieron más de 120 nuevas variedades, entre los que se destacarían papas violetas, bananas resistentes al frío y berenjenas de diez kilos.

Lo interesante de esto, sobre todo para los amantes de lo natural, es que ninguna de estas mutaciones están asociadas a la manipulación humana, sino que son producto exclusivo del cosmos (muy por el contrario de esos horribles transgénicos…); aunque, si nos ponemos a pensar, para las semillas, es exactamente lo mismo, por lo que para nosotros no tendría porque ser distinto (pero esto es sólo una apreciación personal).

Si bien estas semillas modificadas no pueden usarse directamente y deben pasar por procesos de selección previos (en él qué se eligen variedades deseables agronómicamente: de mayor tamaño, menos semillas, mejor sabor y resistentes a enfermedades, entre otras cosas); al cabo de 4 años pueden emplearse sin problemas en la agricultura. En este sentido, como se imaginarán (teniendo en cuenta que el proyecto se inició hace 30 años), actualmente las frutas y verduras provenientes de estas semillas ya se venden en los mercados chinos, en los que naturalmente existe polémica por su origen.

Por un lado, están lo que señalan que al ser semillas modificadas sus derivados no son aptas para el consumo (al igual que piensan de cualquier variedad geneticamente modificada). A esto se le suma la falta de etiquetado especial en los mercados que indique su origen, lo que genera reclamos constantes. Por el otro lado, están los que tienen en claro que la superpoblación en países como China (la falta de territorio para cultivo y el aumento acelerado de habitantes), implica la necesidad de buscar alternativas no convencionales para alimentar a los pobladores.

Al margen de esto, ya hay 25 tipos de plantas espaciales con licencia para comercializarse en China: 15 tipos de arroz, 4 de trigo, 2 de tomate, 2 de pimientos verdes y 2 de jengibre.

Como imaginarán, mi curiosidad y me escepticismo me llevaron a buscar publicaciones científicas relacionadas a este tema. Afortunadamente debo decirles que existen, y avalan estos hallazgos, por lo que a continuación les dejo tres artículos relacionados para terminar esta entrada con un poco más de ciencia.

  1. La influencia de largos períodos de exposición a vuelos espaciales en semillas de tomate.

http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0273117705008604

2. Efectos mutacionales en vuelos espaciales en semillas de Zea mays (maíz)

http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/0273117794904472

3. Cambios morfológicos y moleculares de las plantas de maíz después de que las semillas fueron puestas en un satélite de recuperación

http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0273117799000344

Referencias:

http://www.chinadaily.com.cn/china/2012-09/03/content_15727380.htm

https://hipertextual.com/2012/09/china-mutacion-plantas-espacio

http://www.larazon.es/historico/9936-semillas-espaciales-china-manda-simiente-al-espacio-para-crear-super-verduras-en-la-tierra-HLLA_RAZON_492637

 

 

Anuncios